Sensaciones de la vida

Uno de los motivos que me llevó a abrir este blog, por encima de todo lo demás, era por poder explicar mis sensaciones, mis emociones, mis preocupaciones o simplemente expresarme con total libertad sobre aquello que se me ocurra y en el momento que se me ocurra.

Es por ello que hoy quiero copiaros una nota que fuí escribiendo en mi Iphone mientras haciamos kilometros en un bus por el interior de Senegal y que Almudena ya publicó hace un par de años en su Blog “La Maleta de Mumu“, pero deja a las claras en los momentos que vivimos, que siempre hay alguien que está peor que nosotros, o no, y aún estando al limite, se puede ser feliz….

IMG_1237

Os lo dejo tal como me salió aquel día

“En mitad de la sabana de Senegal, me ha dado por escribir, es curioso que en un viaje como este y en este momento no quiera estar pendiente de las indicaciones del guía.

El hecho de que haya cogido el iPhone para empezar este post, es por algunas reflexiones que a base de conocer chavales senegaleses me estoy haciendo.

¿Tan dura tiene que ser la vida para estos niños? ¿Que han hecho para merecer tanta pobreza? ¿Porque unos tanto y otros tan poco, por no decir nada?

Es difícil sacar una respuesta a estas preguntas, pero cuando uno está acostumbrado a una sociedad donde los niños tienen de todo, se hace mas difícil todavía.

Darle un muñeco a un niñito de cuatro años y no saber que hacer con él. ¿Qué es esto? ¿Qué hago con él? ¿Juegas conmigo y me enseñas? Esas son las preguntas que te transmiten solo con la mirada, con la luz de sus ojos. Mirada real, verdadera, sincera, miradas a las que uno desgraciadamente no esta acostumbrado a vivir.

Me doy cuenta que vivimos en un mundo artificial, donde nos preocupa más la cobertura del teléfono, que las ganas de mejorar este mundo. Estoy viviendo sensaciones extrañas, completamente nuevas, el cariño a cambio de nada, una sonrisa a cambio de otra, un beso a cambio de una lagrima. Sí, eso es lo que piden estos niños, nada que ver con lo que piden los nuestros. Sus juguetes son el río, el mar, los árboles donde ellos juegan a esconderse y a treparlos, los animales, compañeros en el hogar, y todo lo que la naturaleza nos ha dado. Una vida impensable para cualquiera de nosotros a estas alturas.

Lo titulo sensaciones, porque por muy duro que trate de ser uno, el corazon siente, los ojos ven, y la cabeza piensa.

Difícil borrar imágenes de niños sonriendo, difícil borrar imágenes de niños apretando tu mano y difícil es borrar también la imagen de un niño dándote un beso. Estos niños que con muy poquito sonríen, con menos son felices y con nada viven.

Es increíble cuando te miran, uff, esa mirada, blanca, sincera, clara, directa, de las que te llegan a lo mas hondo, de las que te hacen pensar en que necesitamos nosotros para ser felices. Lo tenemos todo, si, todo lo material, pero nos falta mucho para llegar a disfrutar de la vida como vive esta gente.

Tienen mucho que enseñarnos, y lo digo de corazón, no tienen lujos o muchas cosas de las que nosotros ni siquiera le damos importancia, pero tienen muchísimas cosas que nosotros por h o por b las hemos ido dejando u olvidando.

Me da cierta satisfacción ver que no son tan pobres, quizá ellos son mucho más ricos que nosotros.”

Valoremos lo que tenemos….

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

5 pensamientos en “Sensaciones de la vida

  1. Me ha encantado!! Esa experiencia sin duda te hizo más fuerte a nivel mental y espiritual. Son experiencias que deberíamos vivir todos y transmitirlas al mundo aunque al volver al mundo real la sociedad nos hace entrar en el roll consumista otra vez. Gracias por compartirlo.

    • Así es Gloria, tenemos la suerte de vivir en paises desarrollados y girar la cara a lo que tenemos a nuestro lado, y digo a nuestro lado porque esto lo tenemos a dos tres horas de avión solamente.
      Un saludo Gloria

  2. Hace más de 10 años que fuí a Senegal , y hoy, por un momento, leyendo tu blog, he vuelto a hacerlo, reviviendo esas sensanciones casi idénticas a como aquellas notas que tomaste. Cuando regresé de Senegal , dije que habia un antes y un después , y viendo el “después” que nos está tocando vivir , envidio aquella forma de sonreir y sobre todo, su riqueza .

    • Hola Silvia, me alegro que este post te haya hecho retroceder 10 años, y que te haya hecho recordar aquel maravilloso viaje. Desde luego que con el después que tenemos aquí, y con lo materialistas que somos, a veces es preferible no tener nada, y ser felices con los recursos naturales que nos aporta la tierra. Se terminarian las envidias, las clases sociales, y muchas otras cosas que ya las tomamos como normales en esta sociedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s